Carbonizando nubes de algodón

Siempre he querido poder atardecer julio VIIIquemar las nubes, ver si  se derretían, o simplemente qué pasaba. Hoy me has regalado un “quemador de nubes”. Lo hemos probado, y he sentido que tengo en mis manos el poder de transformarlo todo. Me estabas diciendo que tuviera cuidado no lo usara contra ti. Lo que son las cosas, ahora formas parte de un cielo encendido junto a unas nubes carbonizadas.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Microrrelatos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s