Encadenado

candado 1Desde tu libertad decidiste ser esclavo te encadenaste a mí. Cada vez que te las quito me ruegas hincando las rodillas que te las vuelva a colocar. Hoy te he mirado a los ojos y he comprendido que sin ellas te sientes desnudo, indefenso. Al besarte he podido sentir cómo las cadenas te dan la vida y sin ellas a duras penas logras sobrevivir.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Microrrelatos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Encadenado

  1. Él dijo:

    Desde que leí tu primer Twitter me enganchaste con cadenas Irrompibles.

    Este microrelato habla de mí.

    Soy tu admirador más esclavo, Galiana.

    Besos llenos de adoración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s