Mares pequeños

Hemos tenido que morir en la orilla como una ola para convertirnos en espuma, solo así hemos podido entender que la luz reflejada en el agua siempre hace sombra y que ésta en lugar de enturbiar la belleza la acrecienta.

 

 

mar 4

 

 

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Microrrelatos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s