Destino

El destino ha teñido el cielo de fuego cuando podría haber instalado allí un mar en calma. No tiene razones coherentes que avalen sus decisiones, ni motivos para justificar sus acciones, se limita desde el libre albedrío a lanzar los dados consiguiendo que todo cambie.

atardecer rivas junio 2013 7

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Microrrelatos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s