Relicario

Lo llevaba siempre consigo como su mejor tesoro. Si le preguntabas, su respuesta era: “Algún día, niña, algún día”. Llegó ese día. Todo se redujo a un pétalo de rosa seco y a algún oscuro y jamás desvelado secreto.

relicario 2

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Microrrelatos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s