Caminando

Caminando hacia el infinito, un pie le sigue al otro. No voy de un lado a otro de la senda sino por el mismo centro, con la cabeza alta, la mirada al frente, sin un rumbo fijo pero con el paso firme y seguro. Nadie me asegura que no te encuentre al salir de una curva, en un cruce de caminos, pero es evidente que estarás allí esperándome al llegar al precipicio.

caminito tras el polideportivo

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Microrrelatos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s