Un aperitivo como Dios manda

PicsArt_08-07-11.13.16Hoy he ido a tomar el aperitivo con el diablo. Sí, con ese ser que todos conocemos por Belcebú, y que algunos en la más estricta intimidad le llaman Satán.

Llegó a nuestra cita con cinco minutos de retraso. Tratándose del mismísimo Lucifer no cabía esperar que la puntualidad estuviera entre sus virtudes por lo que conociéndole como le conozco hice lo propio.

Coincidimos en la puerta del establecimiento. Nada más verme me observó de arriba abajo con ese fuego que siempre lleva en su mirada. Me soltó la consabida pregunta con la que comienzan la mayoría de las conversaciones entre dos viejos amigos que llevan tiempo sin verse:

– ¿Cómo estás?

Mi respuesta fue un “bien” seco y frío. De ésos que se dicen por educación y cortesía, pero que dista mucho de la realidad.

– ¿Sabes que mentir es malo? – Dijo mientras sonreía malévolamente.

– Fingir que te importa como estoy también, y no has dudado en hacerlo – le espeté con total naturalidad.

Después nos acomodamos en la barra del bar, somos poco de mesas y sillas. El local estaba tan lleno que nuestros cuerpos estaban casi pegados.

El camarero nos preguntó qué íbamos a tomar con esas prisas que provoca ver tanta gente queriendo ser atendida en el momento, ambos contestamos a la par:

– Un vermut, con un aperitivo suculento.

Nos puso la bebida sin más. Bebimos con cierta celeridad. Salimos de allí. Nos despedimos en la puerta. Cada uno tomamos direcciones contrarias.

No había llegado a la esquina cuando escuché gritos de gente provenientes del local que acabábamos de abandonar. No me giré a mirar. Mientras subía la calle ajena a lo que sucedía a mi espalda oí, cada vez más cercano, el sonido de la sirena de los bomberos.

Nada de esto hubiera sucedido si el camarero nos hubiera puesto un aperitivo como Dios manda, fue lo único que pensé.

 

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Relatos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Un aperitivo como Dios manda

  1. Un aperitivo como Dios manda con una foto espléndida

  2. Pingback: Un aperitivo como Dios manda – Manuel Aguilar

  3. Guillermo dijo:

    ¡Que peligro tiene el condenao! No hay que olvidar que hay citas en las que hay que ir provistos de un extintor.

  4. Javi dijo:

    Bendito belcebú!

  5. gemitax1 dijo:

    Una cita muy ardiente y apropiada para el verano… Y muy arriesgada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s